2020: el año del streaming

  • Customer Experience

streaming

El uso de medios online ha comenzado a normalizarse comparado con los meses de confinamiento, pero no ha vuelto a los niveles pre pandemia. La covid-19 ha situado al streaming en el centro del entretenimiento y de las relaciones sociales.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

La transformación tecnológica del sector de la construcción Leer 

Durante los meses de confinamiento, las series, las películas, los juegos, las redes sociales, los tutoriales y las videollamadas se convirtieron en una vía de escape. Cifras como la del consumo de televisión o la del tráfico de Internet dan una idea del tiempo que los usuarios dedicaron a estas plataformas tecnológicas.

En verano el uso de los medios online comenzó a normalizarse, pero no como en la época pre pandemia. Netflix sumó 2,2 millones de suscriptores entre julio y septiembre y ya cuenta con un total de 195,2 millones de usuarios en todo el mundo, según un informe de la compañía.

Esta plataforma cuenta con 26 millones de nuevas suscripciones, frente a los 12 millones de nuevos usuarios de la primera mitad de 2019. Y con el volumen de registros que ha sumado hasta septiembre ya supera el total de 2019, que ascendió a 28 millones de altas.

Ante la demanda sin precedentes sobrevenida con la pandemia se vio forzada junto con Amazon, YouTube y otras plataformas de streaming, a reducir la calidad de vídeo en algunas regiones para seguir proporcionando sus servicios. Por otra parte Disney+ acumulaba en junio de 2020 cerca de 60 millones de suscriptores.

Tendencia a largo plazo

Los estadounidenses entre 35 y 54 años destinaron el 27% de su tiempo de consumo medio de televisión al vídeo bajo demanda, y el 26% de la población de más de 55 años. Este movimiento por parte de los segmentos de más edad se suele interpretar como una señal tecnológica de ubicuidad y decisión, según la consultora Nielsen.

Aunque los consumidores moderan el tiempo de televisión en un mundo post pandemia, es probable que la tendencia hacia el streaming se mantenga. Esto es una gran noticia para Netflix, Amazon Prime Video, HBO, Filmin o Disney+, que podrían seguir viendo un fuerte crecimiento de suscriptores.

“Aproximadamente un tercio de todo el consumo de contenido se hace actualmente a través de plataformas de streaming, pero en 2030 creo que va a aumentar a más del 80%”, afirma Brad Barrett, director de análisis de Capital Group. Para mucha gente el streaming es mejor que la televisión tradicional. “Es un mercado enorme. La televisión sigue ocupando un lugar predominante en el tiempo de ocio de la gente, pero está cambiando rápidamente hacia el streaming”, añade Barrett.

En España el vídeo en streaming tiene una penetración del 49,8% en la web y del 42,2% entre las apps móviles, según Smartme Analytics. En las aplicaciones móviles, Netflix lidera el sector con el 64,4% de penetración, seguida a mucha distancia de Amazon Prime Video con el 32,1%, Movistar+ con el 12,1%, HBO con un 10,5% y Disney+ con un 10,2%.

Podcast y juegos en streaming

El vídeo es el principal estandarte del auge del streaming, pero no es el único: el sector del entretenimiento al completo ha acelerado su evolución hacia aplicaciones y plataformas digitales de la mano de la música, los audiolibros o los podcasts. También están experimentando un gran impulso opciones como los eventos en directo, ya sean corporativos, deportivos o musicales, o incluso en la enseñanza y la formación.

Los podcasts ya son escuchados por 54 millones de personas en todo el mundo a través de la plataforma de streaming Spotify, que incorporó más de 150.000 podcasts en abril, un 69% más en comparación con febrero de este año.

También están ganando velocidad los juegos en streaming, gracias a la libertad que da el poder adquirir un título o pagar una suscripción para acceder a una amplia biblioteca de juegos. Twitch, la plataforma de live streaming más usada por los gamers con una media 17,5 millones de usuarios al día, batió su récord en marzo al alcanzar un pico de 22,7 millones de usuarios activos.