El entretenimiento móvil vía pago por operador superará los 443 millones de euros en España en 2021

  • Customer Experience

El entretenimiento móvil vía pago por operador superará los 443 millones de euros en España en 2021

El mercado de contenidos digitales pagados vía Direct Carrier Billing (DCB) o pago operador facturará este año en España cerca de 400 millones y superará los 443 millones en 2021, según el análisis sobre la evolución y perspectivas del DCB elaborado por Telecoming.

Recomendados: 

Monitorizando la experiencia de usuario en soluciones SaaS y serverless con Dynatrace Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

Sólo el 1,3% de los contenidos digitales en España ha sido pagado a través de la factura del móvil en 2020. Esta cifra está muy por debajo de otros países europeos como Alemania con un 5,8% o Reino Unido con un 3,8%. Sin embargo, el pago operador de contenidos digitales crecerá en España a un ritmo anual del 18% para rondar los 780 millones de euros en 2025, según el análisis de Telecoming, una compañía en tecnología de monetización y pago móvil.

El mercado español representa el 5% de los pagos DCB en toda Europa, al que se sumarán 7.000 millones de euros en 2020. A nivel mundial, el pago operador facturará cerca de 29.000 millones este año y se prevé que triplique esa cifra hasta superar los 79.000 millones en 2025.

Juegos, vídeos y publicaciones despuntan en el pago con DCB

El DBC es el medio de pago idóneo para los mercados de juegos (tanto online como descargas), videos (películas, videoclips, series y otros contenidos de televisión) y publicaciones por su rapidez, sencillez y seguridad. Estos tres sectores suman el 93% del mercado DCB de contenidos en España.

El consumo de juegos digitales pagados vía factura móvil en España pasará de 219 millones en 2020 a más de 440 millones en cinco años, impulsado por las grandes plataformas online y aplicaciones móviles para descargar. La industria del vídeo es la otra gran fuente de ingresos del pago operador.

Este sector facturará en torno a los 82 millones en 2020 y crecerá a un ritmo del 22% hasta los 222 millones en 2025 en el mercado español. El DCB gana terreno como forma de pago para compras recurrentes de pequeño importe y donde el modelo de suscripción va ganando posiciones. Aunque muy por detrás juegos y vídeos. Los contenidos editoriales facturados vía DCB en España crecerán a un ritmo interanual del 11%, pasando de más de 50 millones este año a 84 millones en 2025 y con una cuota del 9% en el mercado europeo, según Telecoming.

La integración del pago operador en las grandes plataformas empujará también la facturación de los contenidos musicales atribuida a DCB que, en el mercado español pasará de cerca de 13 millones a casi 44 millones.

En la categoría lifestyle (contenidos relacionados con salud, relaciones, bienestar, deporte y ocio) el gasto atribuido a DCB en España crecerá por encima de las medias mundial y europea (26% de aumento medio anual). La facturación de estos contenidos a través del operador móvil pasará de más de 12 millones en 2020 a 40 millones en 2025, con una cuota del 3% en el mercado europeo.

Casi 8 de cada 10 euros pagos vía DCB se facturan a través de un smartphone (79%), muy por encima de las tablets (19%) y otros objetos conectados (2%). El gasto medio de los contenidos facturados vía DCB desde el móvil en España mantendrá una tendencia alcista para situarse en 11,2 euros en 2025, frente a 6 euros de 2020, en ambos casos por encima de las medias europea y mundial.

IoT, la oportunidad futura

El Internet de las cosas (IoT) tiene diferentes formas de monetizar y la suscripción es una alternativa real para convertir hardware en servicios (HaaS), como ya hacen las plataformas audiovisuales. Actualmente la brecha entre países del mismo entorno es significativa. La media europea de facturación atribuible al pago operador en este mercado, respecto a otros dispositivos, es del 11%, frente al 23% a nivel mundial.

En países como Alemania el mercado de DCB a través de objetos conectados ya supone el 26% mientras que en España supone sólo el 2%. “Los objetos conectados, como los relojes, coches y todos los que integran las smart homes, son un mercado potencial enorme para el consumo de servicios pagados a través de la línea móvil a la que están vinculados. El mayor desafío será atender y adaptar el modelo de pago a una red masiva de dispositivos y objetos conectados”, señala Roberto Monge, COO de Telecoming.