Siete de cada 10 españoles de entre 16 y 70 años utilizan Internet como canal de compra

  • Customer Experience

ecommerce

Tras el confinamiento, cientos de españoles se han lanzado a comprar online con el fin de evitar las posibilidades de contagio. Las adquisiciones a través de la red han crecido hasta un 23% respecto al año pasado y la subida más significativa se ha producido durante el segundo semestre, según Acierto.com.

Las compras online se han convertido en la solución para muchos compradores ya que evitan aglomeraciones. Las cifras revelan que 7 de cada 10 internautas españoles de entre 16 y 70 años utilizan Internet como canal de compra. Es decir, un total de 23 millones de personas, según Acierto.com.

El consumidor online español ha cambiado: el perfil más frecuente son los hombres entre los 35 y 44 años que son usuarios habituales de redes sociales y en activo. El 60% de los compradores, además, cuenta con estudios universitarios y 9 de cada 10 prefieren comprar desde su smartphone. En cuanto a la frecuencia de compra, el confinamiento también la ha incrementado: la media de veces al mes se sitúa en 3,5. Los que compran de forma más asidua son los jóvenes entre 25 y 34 años y la media de gasto es de casi 70 euros por compra.

¿Por qué compramos online?

Según las cifras que maneja Acierto.com, la comodidad de adquirir productos desde casa, la opción de comparar fácilmente, y los descuentos son algunas de las principales razones de porqué se compra más por internet. Otros de los motivos destacables este año son el cierre de tiendas físicas y la rapidez de la adquisición en sí misma.

Las categorías y productos más demandados no varían demasiado: entretenimiento, cultura, tecnología, comunicación y alimentación se erigen como las grandes protagonistas. El teletrabajo y la educación a distancia han supuesto un impacto notable en estas últimas ya que se necesitan ordenadores para trabajar y estudiar, por ejemplo. Por desgracia, y tal y como indica el comparador de seguros, en este contexto también han crecido los fraudes online y los ciberataques hasta un 125% durante el primer trimestre de 2020, coincidiendo con el auge de la pandemia.

¿Cómo comprar online con seguridad?

Comprar con seguridad en la red es posible si tomamos una serie de precauciones. Es fundamental comprobar a quién se le está comprando. En el caso de Amazon existen numerosos vendedores externos cuyas reviews conviene leer, especialmente si observamos que su número es escaso pero que, no obstante, cuenta con buenas referencias. Si observamos que son variadas, que existen fotos de los productos, etcétera, será buena señal. También es básico revisar la URL del site, si cuenta con el protocolo de seguridad HttpS, si existe información sobre él online etc.

Las suplantaciones de identidad también se encuentra a la orden del día, especialmente a través del correo electrónico. Lo más habitual es encontrar una letra cambiada de sitio o similares, logos antiguos, etcétera. Otro gancho frecuente es enviar un supuesto correo de seguimiento de un producto con un archivo adjunto repleto de malware.

Y si hablamos de fraudes, hay que tener especial cuidado con los chollos re-enviados de forma masiva por WhatsApp y aplicaciones de mensajería instantánea similares. La Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil suele estar al tanto de esta clase de delitos, de manera que suele bastar con introducir el nombre de la promoción en Google para cerciorarse.

La conexión y equipo ha de tener las actualizaciones y sus parches de seguridad pertinentes instalados. El 90% de los internautas españoles ignora cómo crear una clave segura y hasta el 40% tiene problemas cuando intenta restaurarla. Lo preocupante del caso es que solo el 8% es consciente de su ignorancia y más de la mitad se han visto afectados por un virus informático, señala Acierto.com.

¿Cómo actuar si compran con su tarjeta?

Otras de las cuestiones que hay que analizar son las plataformas de pago, las condiciones de envío y devoluciones de la página. Respecto a estas primeras, la mayoría de ecommerce ofrecen la posibilidad de utilizar PayPal. Y deberíamos consultar los movimientos de nuestra cuenta.

Si ya han comprado con su tarjeta existen soluciones: lo primero es informar al banco de los cargos fraudulentos que haya detectado para que la bloquee. Es posible que pueda hacerlo usted mismo de manera online, incluso de forma temporal. Además, ciertas entidades financieras se hacen cargo de los gastos que ha ocasionado el delincuente que nos ha robado la tarjeta de crédito, aunque con un límite. Si lo superan, el cliente tendrá que correr con la cantidad restante.