El 97% de los profesionales del marketing afirman que los vídeos ayudan a los clientes a entender los productos

  • Customer Experience

videomarketing

No se puede negar que los productos o servicios de un ecommerce pueden ser geniales, pero no la marca no maximizará el alcance sin dar a los clientes una razón para elegir tu marca. Aquí entra en juego la estrategia de vídeo marketing, que resulta muy atractiva en todas las etapas del recorrido del cliente.

Recomendados: 

Contenido sin esperas en los medios de comunicación digitales Leer

Tres prioridades para la transformación digital del comercio electrónico Leer 

La estrategia de vídeo marketing está remodelando los estándares de la experiencia del cliente digital. Ayuda a las marcas durante las fases iniciales de una campaña de marketing y favorece una transición fluida hacia el embudo de ventas. Además, el 97% de los profesionales del marketing afirman que los vídeos ayudan a los clientes a entender los productos.

Pero, ¿cómo se ha convertido la estrategia de vídeo marketing en una tendencia de experiencia del cliente B2B? La principal razón es que los clientes cada vez son más exigentes y quieren tener claro qué contenido van a adquirir antes de comprarlo.

Además, cada vez son más las webs que ofrecen contenido personalizado y, las que no innovan e invierten en tecnología, se quedan atrás. Las empresas pueden utilizar los vídeos para demostrar lo mejor de cada producto.

Cada vídeo debe tener un propósito. Puede cubrir los puntos de duda del cliente para mejorar activamente la experiencia de usuario. En caso de que la empresa quiera promocionar sus vídeos, debe haber un interés emocional que resuene con los clientes potenciales a nivel personal y que proporcione claramente algo beneficioso.

Los expertos recomiendan incluir desencadenantes psicológicos ya que son una gran manera de crear un impacto duradero en los clientes es a través de la narración de vídeo.

La emoción como desencadenante psicológico puede ayudar a las empresas a mejorar la experiencia del cliente digital y animar a los clientes a formar parte de la marca. Identificar los canales que prefieren los clientes es fundamental.

Mediante el uso de la monitorización de las redes sociales y la analítica se puede saber dónde están los clientes objetivos. La empresa debe centrarse en los diferentes tipos de vídeos (formato, duración, instructivos, en directo, de instrucciones, de preguntas y respuestas, etc.) y su rendimiento en los distintos canales.