El mercado de la realidad aumentada alcanzará los 61.390 millones en 2023

  • Customer Experience

realidad aumentada

Cada vez son más las marcas que se apuntan a la tendencia de la realidad aumentada ya que, esta estrategia puede ayudar a las empresas, tanto online como offline, a mejorar su interacción con los clientes.

Recomendados: 

Contenido sin esperas en los medios de comunicación digitales Leer

Tres prioridades para la transformación digital del comercio electrónico Leer 

La realidad aumentada ayuda a la formación del servicio de atención al cliente ya que se pueden mostrar productos o formaciones de manera más rápida y eficiente. El mercado de realidad aumentada alcanzará los 61.290 millones de dólares en 2023, según Markets and Markets.

Las empresas que tienen una amplia gama de productos pueden utilizar esta tecnología para capacitar a los agentes de servicio al cliente para explicar de manera experta cada artículo a los clientes potenciales.

Los modelos de realidad virtual pueden replicar un producto real para que pueda formar a su personal en una fracción de tiempo. Además, se pueden realizar pruebas virtuales de productos. De esta manera se ofrece a los clientes más detalladamente lo que un ecommerce vende. Es una táctica clásica para ganar compradores que ahora es mejorada por la tecnología.

La realidad aumentada también facilita la toma de decisiones porque puede utilizarse para resolver rápidamente los problemas de los clientes. A través de aplicaciones interactivas, la realidad virtual puede utilizarse para ofrecer a los clientes una buena impresión de un producto.

Un ejemplo de web de ecommerce que utiliza esta estrategia de venta es la multinacional IKEA. Los muebles de esta compañía utilizan realidad aumentada para mejorar la experiencia del cliente en ambos extremos del recorrido del comprador.

Elimina la fricción antes de la compra mostrando al cliente cómo influirá el producto en su vida cotidiana. Al juzgar mejor el producto desde el principio, los clientes serán menos propensos a devolverlo después.