¿En qué se diferencian las plataformas de comercio electrónico tradicional de las herramientas headless?

  • Customer Experience

ecommerce

El comercio Headless desacopla el interfaz de usuario y la administración de las tiendas online de las empresas mediante la instalación de una interfaz de programación de aplicaciones (API) entre ellos, el cual gestiona el intercambio de datos, ofreciendo la posibilidad de comprobar y utilizar ambos entornos de forma independiente.

Recomendados: 

Acelerar la entrega de contenido para mejorar la fidelidad de los usuarios Leer

Compras online rápidas y personalizadas Leer 

Pese a que con el comercio headless el interfaz de usuario y la administración están desligados, esto no significa que estén completamente desconectados; simplemente se puede trabajar con ellos por separado. Están conectados a través de servicios web o las llamadas API, lo que mantiene intacto el intercambio de datos entre los sistemas desligados, incluso mientras la empresa trabaja en ambos entornos.

Con las plataformas tradicionales, el interfaz de usuario de una tienda online está muy unido al interfaz administrativo, lo que significa que hay poco margen para personalizar el servicio con facilidad.

Las actualizaciones de la interfaz de usuario requieren ajustes en la administración, al igual que la adición de nuevas interfaces de usuario.

Este enfoque permite personalizar los servicios a los clientes, pero no son fáciles de manejar ya que la carga de trabajo requerida implica cambios tanto en el interfaz de usuario como en la administración.

Con el comercio headless, la interfaz de usuario y la administración de las tiendas online están separadas, lo que permite que la interfaz de usuario tenga espacio para un sinfín de posibilidades de diseño. API, que transmite datos entre el interfaz de usuario y la administración, soporta la mayor parte de la carga de trabajo, lo que facilita a las empresas la gestión de mejoras y cambios en la interfaz de usuario de sus tiendas online.